Blog

5 pasos para escoger el saco de dormir ideal para tu bebé

Un saco de dormir es una cobija que tu bebé se puede poner. Es una prenda de uso exterior, que se utiliza encima de la pijama. Con ellos se busca reemplazar las cobijas sueltas de la cuna, por cobijas puestas, promoviendo un espacio de descanso mucho más seguro y de abrigo constante para el bebé durante su crecimiento. Alejando de su carita cualquier prenda que le pueda poner en riesgo.

Si el bebé tiene su cobija puesta, no tendrás que ir a arroparlo cuando se mueva y se destape. Lo que favorecerá un descanso mucho más prolongado y reparador tanto para él, como para ti, lo que les permitirá dormir más y mejor.

Hicimos una lista de los 5 pasos a tener en cuenta a la hora de escoger un saco de dormir:

Identifica la temperatura de la habitación donde duerme el bebé

Es muy importante identificar el clima y la temperatura donde vives, específicamente de la habitación donde duerme el bebé, para poder encontrar la fibra que se adapte mejor a su necesidad de abrigo. Si es un clima cálido, tendrás que buscar telas más frescas como las de algodón y si es un clima frío, las fibras de poliéster serán tus mejores alidadas. Cada tela tiene su propósito y es indispensable esta información para no sobre abrigar a tu bebé.

La etapa en la que se encuentre tu bebé será la clave.

Para escoger un saco de dormir, cerrado o de piernitas, es indispensable identificar la etapa por la que está atravesando tu bebé. Los sacos cerrados se recomiendan mucho para las primeras etapas, donde el bebé no se sienta y permanece acostado, y los de piernitas para los bebés exploradores que ya entraron en etapa de mayor movilidad y actividad.

Revisa las tablas de medidas

La altura de tu bebé será la medida que tendrás como referencia para poder revisar las tablas de medidas de los sacos de dormir. Al ser cobijas, los sacos de dormir son prendas que se hacen amplias y holgadas, para que duren varios meses. Por lo tanto, los rangos de edad de las tallas son más amplios, comparados con las tallas de pijamas o prendas que van mas ceñidas al cuerpo.

Ojo con la abertura del cuello del saco de dormir

Ni la cabeza, ni el mentón del bebé deben entrar por la abertura del cuello del saco de dormir. Esta es una de las medidas de seguridad más importantes al adquirir este tipo de prendas y lo que va a determinar qué tan segura es, sobre todo, en los primeros meses de vida, donde el bebé puede ser pequeño y las aberturas muy amplias. Utiliza prendas que han sido estudiadas para la seguridad del bebé (como nuestros sacos de dormir Ringlete).

El saco de dormir es parte de la rutina de sueño

Al ser una prenda para ir a dormir, es clave incluirlo dentro de la rutina de sueño del bebé. Entre más temprano uses el saco de dormir, más fácil será que tu bebé se acostumbre a usarlo. Ya verás cómo con el tiempo, tu bebé verá su saco de dormir y sabrá que llegó la hora de su descanso.