Blog

¿Quieres saber porque nos llamamos Ringlete?

En nuestra historia, todo comienza con el Molino de Viento.

Esta es una estructura firme, que sirve de sostén a unas aspas que giran con el viento. Ese movimiento permite mover un eje principal, que se ha utilizado a lo largo de la historia para cumplir con un fin; bien sea moler el maíz, obtener agua o generar energía.

Cuando te dicen que vas a ser Mamá, una serie de emociones cruzan tu mente y corazón. Felicidad plena, miedo, ansiedad y sobre todo muchas preguntas. Pero de repente ese ser que llevas por dentro te impulsa y te motiva a ser mejor cada día. Es tu motor, ese que mueve un eje principal que te hace lograr tus objetivos.

Por eso en nuestra historia, te vemos a ti, Mamá, como un Molino de Viento, al ser el eje principal de una estructura, que aparte de sostener unas pesadas aspas, logra lo que se propone y hasta lo imposible por ser el soporte de ese ser indefenso y al cual sacas adelante a pesar de vivir una realidad nueva y retadora.

El viento, que hace girar aquellas aspas, es tu Bebé. Aquel que te impulsa, te llena de vida, te oxigena y te motiva a salir adelante. Y es ahí donde todo se reduce a esa conexión perfecta entre tú y ese ser que te hace lograr lo impensable.

Así llegamos al Ringlete. Este es un juguete de niños que representa un Molino de Viento y que mueve sus aspas cuando el viento sopla. Nada más espectacular que ver la combinación perfecta entre movimiento, colores y viento del Ringlete, es casi como verte a ti, Mamá, lograr todo lo imposible, motivada por tu viento… ¡Bebé!